Qué esperar cuando estás esperando

Arranco la semana con un resfriado que en cualquier momento me ingresan. Son gajes del oficio. Esto de grabar a diez grados bajo cero y en la sierra de Madrid, tiene pocos beneficios… He de confesaros, en cualquier caso, que el seguimiento que ha tenido Quién quiere casarse con mi hijo en su estreno, me ha dado un subidón que parezco Chimo Bayo en sus mejores sesiones con el “Exta si, exta no”. Reconozco que ese arranque bien vale un constipado, una gripe, una rubéola y una baja por ictericia. Por euso, lo PRIMERO, daros las gracias a todos y convocaros para este próximo miércoles. No os daré ningún adelanto –más que nada porque aún no me han pasado el capítulo que se va a emitir…- pero os advierto que los ataques de risa incontrolados serán la tónica de la jornada.

image

He de agradeceros también, el volumen de visitas que ha tenido este rinconcito. Tengo mucha ilusión puesta en este blog. Me encanta escribir, y me gusta más aún, dirigirme a vosotros de una manera tan familiar y tan cercana. Como os conté la semana pasada estoy en un momento muy importante de mi vida. Quizá el más, aún no lo se. Y por eso me apetece compartirlo, por esta vía, con quienes me han hecho pasar buenísimos momentos esta última época. Echo la vista atrás y creo, sin miedo a equivocarme, que estos años en televisión han sido de los mejores de mi vida. He vivido la ilusión de un gran estreno y un gran dato. He experimentado el vértigo que provoca un formato que no arranca y que va directo al abismo. He sentido la frustración que provoca un trabajo bien hecho pero mal recibido por la crítica. He celebrado con algarabía la inmensa felicidad de un concursante que gana un suculento premio en mis concursos. He aprendido a controlar las emociones para que no puedan contigo. Porque eso es lo que implica trabajar en televisión. Pasar del blanco al negro en menos de lo que tarda Rosi en echarte las cartas. La caja tonta es LO MÁS! Pero es igual de cruel que de maravillosa. Y puede terminar por hundirte en la miseria. A saber…

Recuerdo cuando empecé con Password. Aquel era un formato redondo. Un espacio de entretenimiento que lo tenía todo. Nunca he entendido por qué no lo han rescatado en las parrillas televisivas. Creo fielmente, y por el feedback que me dáis, que alcanzaría grandes registros. No se qué pensáis vosotros pero quizá un canal como TVE debería plantearse programar un concurso así: divertido, didático, ágil, rápido, participativo, familiar, con un punto irreverente que lo hace único y un toque adictivo que concita el interés de todo tipo de público. Analizad lo que digo. Creo que cuanto más me lo planteo más segura estoy. Igual hasta monto un plataforma en defensa de Password y su valía… En fin, a lo mío.

Os decía que cuando arracamos allá en el 2008, tengo la sensación que nadie daba un duro por él. Era una propuesta de verano fresca y original pero sin grandes pretensiones. Algún día os contaré que yo no fui elegida para presentar ese formato. A mí me llamaron para hacer otro que se llamaba “Fifty fifty”. Finalmente, y por casualidad como todo en mi vida, terminé en un plató en El Álamo –a 50km de Madrid- jugando con las palabras. Y durante dos años “los password” me dieron el éxito y la felicidad absoluta de levantarte cada mañana comprobando como el público se sentaba en el sofá para vernos. Y cómo la gente me gritaba por la calle lo mucho que disfrutaba descubriendo la palabra oculta a través de pistas. Aún hoy siguen haciéndolo –en menor medida, pero lo hacen-. Subidón Chimo Bayo.

image

Pero como os decía que la tele es aplauso/abucheo, éxito/fracaso, subidón/bajón, share de infarto/share de funeral… llegó entonces “Lo que diga la rubia”. La mayoría de vosotros seguro que ni lo recordáis. Fue un programa del que tuvimos más de un mes de ensayos y más de una decena de programas piloto y que duró cuatro días en parrilla. Un fiasco, una decepción, desilusión, depresión, llanto, agonía, abismo, desánimo, abatimiento…. Todo lo que os diga es poco.

Eso es la TV. Un día eres estrella de las tardes con un concurso que “lo peta” y al mes siguiente, todos los directivos del canal han olvidado tu móvil y no contestan a tus llamadas de auxilio. Eso y, por supuesto, meses de secano sin pisar un plató porque estás “de capa caída”…

De ahí que esta semana quiera celebrar y celebrar con vosotros. Y que necesite deciros lo contenta que estoy. Y que sepáis lo importante que es vuestro apoyo. Ahora estoy en un momento de cambios. Y en los cambios hay que mirar hacia atrás y hacia adelante. Hay que analizar. Hay que tomar decisiones. AY Dios que me estoy poniendo seria y profunda…Ay que parezco Punset… Y el loco de la colina… Y Sandro Rey… Basta! Para! Déjalo Luján! Stop!

Lo que ocurre es que esto de “estar esperando” es un cambio muy grande en tu vida. Te lo planteas todo. Le das vueltas a todo –y yo que soy de naturaleza esquizoide os podéis imaginar-. De hecho, os soy sincera, al principio me supuso un shock de gran magnitud. Justo acababa de grabar un programa piloto para Cuatro de tira diaria e incorporación casi inmediata. De esto hace un mes y medio. No es necesario que os aclare que la noticia del alumbramiento ha supuesto un alto en el camino profesional. En mi situación, afrontar un proyecto de lunes a viernes y para un público joven no parece lo más apropiado. Para un “culo inquieto” como el mío tomar aire y replantear el futuro es un problemón de alto grado. Pensar que durante ocho meses es probable que no pise un plató me supuso hace unas semanas una conmoción. Pero ahora estoy entrando en el segundo trimestre y veo las cosas con otra perspectiva.

He trazado un camino a seguir hasta septiembre que también tiene su atractivo. Estoy volcada en este espacio, voy camino de cerrar un nuevo libro –novela, un gran reto-, sigo con mis colaboraciones en El País y en Divinity, mis entrevistas en Efe Radio y puede que aparezca algún formato en el que mi “barriguita” –dios qué cursilada- no impida. AH! Y acabo de empezar a trabajar con una amiga en un espacio de organización de eventos, reuniones, estudio fotográfico, presentaciones de producto, conferencias, exposiciones, formación… Chulísimo. Se llama The Art Valley. Ya os enseñaré fotos y os iré contando porque es muy divertido. Reinventándonos que se dice. No es fácil acomodar la vida laboral y la maternidad. Os aseguro que sigue siendo un problema ajustar ambos caminos.

Y es que esto de “estar encinta” no es tan bonito como lo pintan. Vómitos, náuseas, sueño constante, cansacion crónico, estreñimiento, gases que parecen globos aerostáticos, hinchazón tipo “muñeco Michelín”, pechos del tamaño de una sandía de verano sin pepitas, micción frecuente/constante…¿Dónde está lo BONITO? Porque os recuerdo que durante las primeras doce semanas “el feto/bebé” tiene el tamaño de una nuez y no te hace sentir nada especial todavía… Al menos a mí… Bueno, y a las cinco amigas que están en mi estado y les pasa lo mismo. Es raro. Estás entre el susto, la emoción, el llanto… No sabría deciros.

Al parecer este trimestre es mejor. Lo tienes asimilado, no estás tan cansada y enfocas las cosas de otra manera. Ya os contaré. Sí os diría que he entrado en un estado de ensimismamiento que me gusta. Estoy como en una nube constante. No me altero, nada me perturba y, a pesar de lo que os comento, estoy tranquila y sosegada. Y OJO que he dejado de fumar!!! Y no solo no he matado a nadie, sino que además lo llevo fenomenal. No lo echo nada de menos. Os recomiendo que dejéis ese vicio tan perjudicial y antiestético. Porque os aseguro que desde que entró en vigor la ley antitabaco parecemos proscritos –bueno, los que fumen que yo ya no estoy en ese grupo-. Pero vuelvo al principio. Estoy zen y eso mola. Como si nada tuviera importancia. Aunque a veces leo alguna cosa sobre el embarazo y “me entran los siete males”. Hablan de los cambios físicas de este período y de los cuidados a tener en cuenta y parece que tienes algo terminal! Sin comentar la cantidad de locuras que llegan a plantear algunos médicos. La última, atención, prohibido comer perejil. SI, SI… A una amiga el ginecólogo le ha prohibido el perejil. Si alquien tiene explicación para tal planteamiento por favor que nos escriba. Ese tema me gusta. Por favor todo el que tenga algo que contar en este sentido que lo haga a través de mi twitter @LUJAN_AR.  

En fin que os tengo que dejar que tengo los ordenadores de Banda Mangament –la ofi de mi representante- bloqueados con mi blog. Soy una acaparadora…. Y me enrrollo que es una locura. Aquí os dejo foto y saludo! Mañana más! Bueno … muy pronto!!!!!!!

IMG_3945

LOVE, SINCERAMENTE…

Tags: , , , ,

Qué esperar cuando estás esperando

7 Responses

  1. Hola Luján!!! Enhorabuena por tu nuevo blog, por lo bien que funciona qqccmh y por supuesto por esa cosita que llegara en unos meses!! He de decirte que llevo tiempo siguiendo tus proyectos y me encantan. Tanto un principe como qqccmh lo veo con mis compis de piso y la verdad es que es un cachondeo, sobretodo por los soniditos y las bromas que poneis. También me gusta tu programa de radio, aunque sobre el tengo 2 “pegas”, la primera es que se me hace muy corto!! Y la segunda es que no se nunca donde puedo escucharlo en directo (ya que siempre lo escucho en ivoox), asique no se si en una de tus proximas entradas podrias decirnos donde escucharlo en directo. Bueno lo dicho, suerte en los nuevos proyectos!! Un besazo!!

    ana 27 Enero, 2015 at 13:27 #
    • Luján Argüelles

      Un diez para los editores de QQCCMH son grandísimos profesionales. En cuanto a escuchar el programa de radio en directo, depende de la zona en la que estés. No te puedo decir en qué emisora lo repicarán. Depende del lugar desde donde estés. Un beso fuerte

      Luján Argüelles 5 Febrero, 2015 at 15:43 #
  2. Hola!qué divertido haces el Blog jejeje.en unas semanas nace mi 2° hija,lo primero fue niño,pero a lo que iba…efectivamente yo tb pensé”la dulce espera?”,pero si esto es horrorosooo!pero sí,ahora entras en el 2° trimestre donde no hay molestias y empiezas a ver crecer la tripita,haciendo de esto algo bonito,así que dusfrútalo!

    Laura 29 Enero, 2015 at 11:35 #
    • Luján Argüelles

      Genial! Ya os iré contando y mucha suerte en el parto, aunque ya sabes a lo que te enfrentas! Un beso enorme y enhorabuena por la parejita

      Luján Argüelles 5 Febrero, 2015 at 15:36 #
  3. Hola Lujan, Enhorabuena por tu embarazo,, te conoci en Arriondas cuando bajaste el rio Sella,, tengo una foto contigo , me alegra que seas feliz y que tu niña venga al mundo perfecta como su madre, Un abrazo y te seguire en tu blog.
    Mary Carmen

    Mary Carmen 4 Febrero, 2015 at 11:44 #
    • Luján Argüelles

      Hola Mari Carmen! Menudo planazo es lo del Descenso del Sella. Me acabas de dar una idea para el próximo post. Recomendaré a todos los lectores que se hagan una escapada. Un lugar de ensueño y una actividad divertidísima. Un beso enorme y gracias por seguirme

      Luján Argüelles 5 Febrero, 2015 at 15:19 #
  4. ¡¡Desde Staff Eventos te damos la enhorabuena Lujan!! Increíble Blog!! Cuando puedas y tengas tiempo, léenos aqui:http://staffeventos.com/wordpress/

    Pablo Aragón 18 Febrero, 2015 at 8:25 #

Deja un comentario

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies